Animales peligrosos

Reconocimiento médico psicológico para la tenencia de animales potencialmente peligrosos

Documentación que necesita:

  • DNI
  • Fotografía tamaño carnet

La licencia para la tenencia de animales potencialmente peligrosos es una licencia administrativa otorgada para un periodo de cinco años, tras una petición del interesado al órgano municipal competente.

Para la expedición del permiso o la prórroga del mismo, es obligatorio entregar el certificado de capacidad física y aptitud psicológica, el cual Psicotecnicos Delicias tras el reconocimiento oportuno para propietarios, criadores y tenedores de animales potencialmente peligrosos.

Para cualquier consulta o para solicitar cita previa puede:

¿Qué perros se consideran potencialmente peligrosos?

Todos los perros que cumplan todas o la mayoría de las siguientes características:

  • Fuerte musculatura, robustez, atléticos, agilidad, vigor y resistencia.
  • Marcado carácter y gran valor.
  • Pelo corto.
  • Pecho macizo, ancho grande, profundo, costillas arqueadas y lomo musculado y corto.
  • Perímetro torácico comprendido entre 60 y 80 cm, altura a la cruz entre 50 y 70 cm y peso superior a 20kg.
  • Cuello ancho, musculoso y corto.
  • Cabeza voluminosa, cuboide, robusta, con cráneo ancho y grande y mejillas musculosas y abombadas. Mandíbulas grandes y fuertes, boca robusta , ancha y profunda.
  • Extremidades anteriores paralelas, rectas y robustas y extremidades posteriores muy musculosas, con patas relativamente largas formando un ángulo moderado.

Además, todos aquellos animales que hayan protagonizado ataques a animales o personas con anterioridad o que muestren un carácter marcadamente agresivo. Habiendo sido certificada tal condición por un veterinario autorizado por la autoridad competente.

¿Qué requisitos necesito para tener un animal potencialmente peligroso?

Necesitas obtener una licencia administrativa, otorgada por la autoridad municipal o estatal . Y deberás cumplir los siguientes requisitos:

  • Ser mayor de edad. (presentando fotocopia del D.N.I.)
  • No presentar antecedentes penales con respecto a algunos supuestos como delitos contra la propiedad, la moral, la libertad sexual, homicidio…Para demostrarlo se debe ajuntar un certificado de penales que se obtiene en el Registro de Antecedentes Penales y una declaración jurada de no haber sido sancionado por la presente Ley.
  • Disponer de capacidad física y psicológica para poseer uno de estos animales.
  • Acreditación de haber suscrito un seguro de responsabilidad civil por daños a terceros por valor de 120.000 €.

Una vez obtenidos todos estos permisos el Ayuntamiento de Valladolid te concederá la licencia, la cual deberá renovarse cada 5 años.

Además se deben inscribir los perros potencialmente peligrosos en  un “registro municipal de perros potencialmente peligrosos“, y nos tendrá que dar una certificación acreditativa de que está inscrito en el mismo. Para inscribirlo debe llevar microchip de identificación, y un certificado veterinario demostrando que está en perfecto estado de salud, debiendo anualmente renovar este certificado

¿Qué medidas de seguridad debes adoptar?

  1. LLevar en lugares públicos la copia de la licencia administrativa y de la inscripción en el registro de perros potencialmente peligrosos de Valladolid.
  2. Será obligatorio el uso del bozal, en lugares públicos, Así como el uso de correa o cadena de menos de 2 metros no extensible y no pudiéndose llevar más de un perro de este tipo por persona.
  3. Los animales potencialmente peligrosos que se encuentren en parcelas, chalets, terrazas, patios o similares deberán estar atados a no ser que se posean las pertinentes medidas de seguridad en cuanto a altura, cerramiento y superficie para proteger a las personas, o animales que se acerquen.
  4. Los criadores de estos animales deberán en todo momento disponer de las condiciones necesarias de seguridad para mantener estos animales.
  5. La sustracción o perdida de un perro potencialmente peligrosos debe notificarse por parte del titular al responsable del registro municipal de perros potencialmente peligrosos en las 48 horas posteriores a que se tenga conocimiento de estos hechos.