.

Un buen equipo para la moto

De topes anticaída a protectores: nueve accesorios esenciales para tu moto

 

El equipamiento de protección ayuda a los conductores de motocicletas y ciclomotores a reducir la gravedad de un accidente. Sin embargo, éstos suelen subestimar los daños que se pueden producir y las ventajas de un buen equipo de protección. A diferencia de los conductores de turismos, disfrutan de la sensación de conducir al aire libre, pero están más desprotegidos en caso de accidente.

No obstante, demás del ya equipamiento necesario para viajar seguro como el casco, guantes y botas, por ejemplo, también existen un serie de accesorios que cualquier motero debería tener instalado para una mayor seguridad e utilidad en caso de necesidad.

1. Topes anticaída: Para evitar que una pérdida de equilibrio o que un golpe de viento te deje el chasis como un periódico arrugado, los topes anticaída pueden ser una buena solución. Se trata de un simple apéndice que se encargará de recibir el impacto y evitar que lo haga tu máquina. Ideales para un uso diario de la moto, para ciudad o pequeños desplazamientos.

2. Diábolos para caballete central: Tu moto de diario no necesita un caballete porque ya tiene dos de serie: el central y la pata de cabra. Pero si te pasas a las motos de circuito, te va a hacer falta un caballete central, pero vamos a ir un poco más allá y te presentamos los diábolos, unos dispositivos que te permitirán usar otro tipo de soporte, menos aparatoso, más minimalista. Se trata de unos pequeños tornillos de forma tubular, fabricados generalmente en aluminio y con unas hendiduras que permiten encajar el caballete que mantiene la moto en pie. Curiosamente, también ejercen la función de tope para las caídas.

3. Maneta plegable anticaída: Estamos ante un accesorio muy útil para evitar desgracias mayores (sobre todo, económicas) en caso de caídas leves. En esos siniestros, en los que no sueles hacerte un solo rasguño, los frenos, y más concretamente, las manetas, suelen partirse o volar por los aires.

4. Protector maneta freno: Otra manera de blindar las manetas de freno y embrague, además de nuestras manos, son los protectores. Pueden ser integrales, esas pantallas con forma de concha que además nos aíslan del frío, o una simple varilla, generalmente instalada en el lado del freno delantero, que evita que pueda accionarse de golpe con un impacto, lo que nos causaría una aparatosa caída.

5. Grip antideslizante: Para conseguir una posición más ajustada a la moto, para que nuestras piernas se ajusten mejor al depósito de la moto, una buena opción puede ser el grip antideslizante. Estas piezas adhesivas nos ayudarán a controlar mejor la moto en los giros, consiguiendo que nuestro cuerpo y la máquina se muevan de manera más armónica y coordinada.

6. Protector para el cambio de marchas: Si te mueves por ciudad con una moto con marchas y sueles llevar zapatos frágiles, este protector te puede venir muy bien para evitar dañarlos.

7.Cinta reflectante para la llanta: Aunque parezca que es un toque estético, también hablamos de un elemento de seguridad, y con un precio reducido: ser más visible durante la noche.

8. Amortiguador de dirección: Este elemento regula el movimiento de lado a lado de la dirección de la moto y evita la vibración indeseada del manillar que puede terminar con el piloto por los suelos.

9. Indicador de marchas: Si tu moto es un modelo más o menos actual, con un salpicadero digital, te será fácil saber en qué marcha te encuentras. Pero si vas con una máquina que no proporciona esa información, más de una vez te habrás llevado un susto al pensar que ibas en una velocidad y en realidad estabas en otra.

Los moteros, a diferencia de los conductores de turismos, disfrutan de la sensación de conducir al aire libre, pero están más desprotegidos en caso de accidente.

En Psicotécnicos Delicias estaremos encantados de antederte cuando tengas que renovar tu carnet de moto. ¡Llámanos!

.

••• PSICOTÉCNICOS DELICIAS te aconseja •••


.

¡Cuidado con la calefacción en el coche!

La DGT recuerda a qué temperatura poner la calefacción en el coche para evitar somnolencia y reducir el consumo.

Ahora que las mañanas empiezan a ser frías, la DGT vuelve con un viejo caballo de batalla: el uso adecuado de la calefacción en el coche. Porque tan importante es la climatización en verano como en invierno. Sin embargo, en invierno inciden dos factores: uno esel uso de prendas de abrigo, que pueden restar eficacia al cinturón de seguridad y provocar el llamado «efecto submarino».

Pero sobre todo se ha de tener en cuenta el efecto que tiene el aire caliente en nuestro cuerpo y en la conducción, y hacia dónde lo orientamos.

La calefacción, entre 19 y 22 grados

La temperatura aconsejable. Según la Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos (AECA-ITV), la temperatura para circular debe oscilar entre 19 y 22 grados. ¿Por qué? Porque si llevamos el coche con una temperatura elevada, esta puede provocarnos somnolencia, fatiga e irritabilidad.

¿Has empezado a poner la calefacción en tu vehículo?

El calor provoca somnolencia y fatiga. Entre 19 y 22 grados es una temperatura saludable y segura para conducir.

La seguridad vial también depende de las condiciones de la conducción.

Esto a su vez reduce nuestra capacidad de atención y reacción frente a imprevistos.

Mejor sin abrigo. Por otro lado, es aconsejable quitarse el abrigo para conducir, no porque suponga una infracción en sí mismo, sino porque limita la libertad de movimiento al volante y, además, puede poner en peligro nuestra seguridad al no permitir que el cinturón se ajuste correctamente.

Esto nos lleva al «efecto submarino». Sucede cuando el cuerpo no está bien sujeto por el cinturón (holgado o mal ajustado), presiona el asiento hacia abajo y se desliza por debajo de la banda abdominal.

Mejor encender la calefacción con el coche en marcha. Si lo hacemos antes, el aire caliente puede generar vaho en los cristales (por el contraste de temperatura entre el exterior y el interior), lo que impide que veamos correctamente. Ese gesto puede provocar grietas en la luna.

El aire, desde los pies. Lo recomendable es que el aire salga siempre desde abajo, por la zona de los pies, ya que de esta manera se distribuirá mejor por todo el habitáculo (el aire caliente pesa menos y tiende a subir).

Mayor gasto energético. Desde AECA-ITV también inciden en que un exceso de calor dentro del vehículo obliga a un mayor gasto energético y provoca más emisiones contaminantes. Para evitarlo se recomienda:

  • No dejar el coche en marcha ni la calefacción encendida si se va a parar más de un minuto.
  • Comprobar la batería y los sistemas de encendido para evitar que haya combustibles mal quemados que generan más contaminación.
  • Revisar el tubo de escape, el catalizador y el filtro de aceite. Un motor bien lubricado expulsa menos humo y consume menos combustible.
  • Revisar las ruedas siempre en frío. La presión y el dibujo de los neumáticos influyen directamente en el consumo total del vehículo.
  • No llevar el coche sobrecargado. Un exceso de peso solo sirve para aumentar el consumo.

En este sentido, no está de más hacer una revisión de nuestro vehículo de cara al invierno.

.

••• PSICOTÉCNICOS DELICIAS te aconseja •••


.

Multa por conducir sin gafas: ¿cuánto es? ¿tengo que llevar repuesto?

Conducir sin gafas en caso de necesitarlas nos puede costar caro.

A la hora de conducir, debemos prestar atención a todo tipo de normas y obligaciones o nos arriesgaremos a tener un accidente o recibir una multa.

Mantener una visión óptima durante la conducción es una de esas obligaciones, que además viene reflejada en nuestro permiso de conducción.

Lo normal es que, cuando conducimos, prestemos atención a la señales de tráfico y a las normas de circulación, buscando no sobrepasar los límites para evitar multas e incidentes. Pero en el Código de la Circulación existen muchas curiosidades que pueden pasarnos desapercibidas, pero que igualmente estaremos obligados a conocer.

Y es que quizá no hayamos caído nunca en la cuenta, pero si necesitamos lentes correctoras de algún tipo para nuestra visión, estamos obligados a conducir con ellas en todo momento, tal y como especifica el Reglamento General de Conductores.

En el mismo, se especifica que «conducir incumpliendo las menciones, adaptaciones, restricciones u otras limitaciones que figuran en el permiso o licencia de conducción también es una infracción sancionable. Cuando un conductor necesita gafas para conducir (o tiene cualquier otra limitación para conducir de las establecidas en el Reglamento General de Conductores), en su permiso debe especificarse el código identificativo de dicha limitación».

El mencionado código hace referencia a seis posibles elementos correctores de la visión que podemos necesitar:

  • 01.01 – Gafas
  • 01.02 – Lentes de contacto
  • 01.03 – Cristal de protección
  • 01.04 – Lente opaca
  • 01.05 – Recubrimiento del ojo
  • 01.06 – Gafas o lentes de contacto

¿Cómo saben que necesito gafas para conducir?

Los códigos anteriormente descritos aparecen conjuntamente con el número 12, apartado correspondiente a las observaciones, en nuestro permiso de conducción, por lo que, en el caso de que un agente de circulación nos detenga, puede comprobar qué tipo de corrección visual necesitamos.

Al igual que en el caso de la vista, también puede indicar si necesitamos algún tipo de asistencia acústica, como un audífono o cualquier otro elemento que nos ayude a percibir mejor los sonidos. También puede indicar nuestra necesidad de utilizar prótesis u órtesis del aparato locomotor, así como otras limitaciones por causas médicas como conducción sin pasajeros, sólo conducción diurna o una limitación de velocidad concreta.

¿Tengo que llevar gafas de repuesto en el coche?

Aunque desde hace muchos años una buena parte de los conductores piensan que es necesario llevar gafas de repuesto en el vehículo, lo cierto es que en la actualidad no es así y lleva sin serlo desde que se aprobó el Anexo IV del Reglamento General de Conductores en 1997.

Esta confusión ha llegado incluso a propiciar multas incorrectas por parte de los agentes de la autoridad, pero la realidad es que lo único que nos aconseja llevar unas lentes de repuesto es la lógica, pues puede ocurrir que se nos rompan y ello nos impida la correcta visión a la hora de conducir, lo que sin duda nos pondría en peligro a nosotros y a otros usuarios de la vía pública.

Me he operado y ya no necesito gafas, ¿qué hago?

En la actualidad, es muy habitual que las personas con defectos de visión se operen para eliminar la miopía o cualquier otra dolencia. En este caso, debemos asegurarnos de llevar con nosotros un informe médico emitido por la clínica en la que nos hemos operado para certificar nuestra nueva situación.

Ello es debido a que, hasta que no renovemos nuestro carnet de conducir, con el consiguiente reconocimiento médico que lo acompañará, constará oficialmente que necesitamos lentes correctoras.

¿Hemos cambiado a lentes de contacto o nos hemos operado de la vista? Debemos certificarlo.

Si aún así nos pusieran una multa por no llevar gafas o cualquier otro elemento de corrección por no tener en nuestro poder el informe médico, podremos acudir a la Dirección General de Tráfico con el mismo para que nos retiren la infracción.

¿Cuánto es la multa por conducir sin gafas?

Si nos ponen una multa por conducir, el importe de la infracción puede llegar hasta los 300 euros sin pérdida de puntos, que se reducirán a la mitad en el caso de que nos acojamos a la modalidad del pronto pago.

Además, nos conviene recordar que dicha multa puede pagarse a través de la Sede Electrónica de la Dirección General de Tráfico.

.

••• PSICOTÉCNICOS DELICIAS te aconseja •••


.

Normas básicas de circulación, tráfico y seguridad vial para conductores noveles

Aprender a conducir y hacerlo con total confianza y seguridad es un proceso lento que requiere tiempo y mucha práctica. Te recordamos cuáles son las principales normas de circulación que no puedes olvidar.

Conducir es un proceso en el que vamos ganando confianza y seguridad con el paso del tiempo gracias a la experiencia, muy útil en el tráfico rodado. Por eso, es normal que, como conductor novel, te sientas algo inseguro las primeras veces que sales a la calle. Por eso, te recordamos las principales normas de conducción que debes tener en cuenta y te advertimos de algunos imprevistos que te puedes encontrar.

¿Cuáles son las principales normas de circulación?

Básicamente, todas las normas de tráfico están recogidas en la Ley de Seguridad Vial y en el Reglamento General de Circulación, que es lo que aprendes en la autoescuela, tanto en la parte teórica como en la práctica.

1. Cuidado con las rotondas

A lo largo de tu vida como conductor entrarás en muchas rotondas, y es bastante fácil encontrarse con otros coches que las circulan mal y que pueden provocar un siniestro por su mala actuación.

Dentro de aquellas rotondas que tengan varias posibilidades de carril, debemos escoger previamente cuál es el idóneo según la salida que vayamos a escoger.

Por tanto, si vamos a tomar una de las primeras salidas deberemos situarnos en el carril de la derecha. En caso contrario, si nuestra salida no es de las primeras, podemos y debemos situarnos en los carriles interiores para desplazarnos dentro de la rotonda sin molestar al resto de usuarios.

Y como en cualquier otro tipo de vía, una vez nos vayamos acercando a nuestra salida, previamente debemos incorporarnos al carril exterior.

2. No te olvides de usar los intermitentes

El uso de intermintentes es fundamental para avisar a otros conductores de cuáles son tus intenciones. Hay quienes, con el paso de los años, parece que se les olvida su existencia. Por eso, debes estar atento al movimiento de los coches, anticipándote a sus posibles reacciones, aunque sus conductores no lo señalicen previamente. Recuerda que, según la normativa existente en España, la multa por no utilizarlos puede llegar a ser de 200 euros.

3. Evita las distracciones al volante, sobre todo el móvil

Aunque conducir nos resulte una acción cotidiana, recuerda siempre que es una actividad compleja que requiere una gran concentración para ir analizando información del entorno, para tomar la decisión correcta según nuestro conocimiento y experiencia, y reaccionar lo más pronto posible ante un imprevisto.

Si estamos distraídos aumentaremos la distancia de detención del vehículo (cuando detectamos el problema habremos recorrido unos metros vitales), lo que multiplica el riesgo de colisión. Por eso, no debemos desviar la atención con ningún aparato electrónico, ya sea el móvil, un GPS o cualquier otro dispositivo.

Recuerda que conducir con el móvil supone la pérdida de puntos del carnet de conducir y 200 euros de multa. Evitar el móvil al volante es una de las normas más importantes de seguridad vial que siempre debemos recordar.

4. Conduce por la derecha de forma habitual

Es posible que te suene el síndrome del carril izquierdo. Hace referencia a aquellos conductores que no suelen conducir por el carril derecho.

Según la normativa de circulación para automóviles, es obligatorio circular por ellos siempre que se pueda. Sin embargo, te encontrarás con que ciertos conductores circulan por el carril central incluso más despacio que los que lo hacen por la derecha. Es un comportamiento erróneo y conlleva una sanción económica.

Pero recuerda, aunque ellos vayan más despacio que tú, siempre debes adelantar por la izquierda, nunca por la derecha.

5. Repasa las señales de tráfico

Es normal que con el paso del tiempo se te vayan olvidando algunas señales de tráfico, sobre todo las que no ves desde hace tiempo y son especiales.

6. ¿Usas bien las luces de carretera?

Una buena iluminación te permite detectar los elementos de la vía, anticiparte a las situaciones que te pueden surgir en la vía, y ver y ser visto, pero sin poner en riesgo a otros conductores, por ejemplo, en un caso de deslumbramiento.

Saber cuándo debes recurrir a las luces de cruce, a las de carretera, o incluso qué tipo de iluminación debes usar en caso de niebla puede ser muy útil, sin olvidar el necesario mantenimiento de estos sistemas.

7. Normas básicas para nuevos conductores o conductores noveles

Más allá de las normas de circulación, los conductores noveles, que se definen como aquellos que tienen menos de un año de experiencia al volante, tienen ciertas reglas de circulación adaptadas a su condición:

  • El nivel de alcohol cuando conducen: los conductores con más de dos años de carnet (los profesionales se rigen por otras cifras) no deben superar los 0,25 miligramos por litro de aire espirado (0,50 gramos de alcohol si se mide en niveles de sangre). Sin embargo, a los conductores noveles la tasa de alcohol se les reduce a un límite de 0,15 miligramos por litro de aire espirado (0,30 gramos de alcohol en sangre).
  • Los puntos del carnet iniciales: los conductores noveles parten solamente con 8 puntos del carnet de conducir. Si se cumplen dos años sin cometer una infracción esta cifra subirá hasta los 12 puntos. Al cabo de otros tres años cumpliendo con la normativa de tráfico, los puntos ascenderán hasta 14, y si no hay multas en otros tres años se llegará hasta los 15 puntos.
  • La señal L: los conductores con menos de un año de experiencia deberán llevar la señal V-13, la famosa ‘L’, en la parte trasera del coche y de forma visible. No sirve que vaya medio caída en la bandeja del maletero. De hecho, está considerado como una infracción leve en la normativa de conductores noveles y supone una sanción económica. No te avergüences de ser novel porque todos lo hemos sido en algún momento.
  • Los límites de velocidad: desde 2011 los conductores noveles ya pueden ir a van a la misma velocidad que los demás vehículos de la vía, pero deben colocar la señal “L”.

Recuerda que cualquier conductor con poca experiencia debe contar con un seguro para conductor novel, seguro acorde con su nivel de experiencia. Las circunstancias de la vida pueden hacer que por unas u otras razones nos quedemos sin el carnet de conducir. ¡Conduce con precaución, por favor!.

.

••• PSICOTÉCNICOS DELICIAS te aconseja •••


.

Los tipos de accidentes en coche más frecuentes debido a distracciones

  • Las distracciones al volante se cobran la vida de más de 300 personas cada año

Por cuarto año consecutivo, las distracciones siguen siendo la primera causa de los accidentes mortales de tráfico. Concretamente en 2019, la distracción aparece como factor concurrente en un 28% de los accidentes con víctimas mortales, con 359 fallecidos en ámbito Dirección General de Tráfico (DGT). Y es que la Ley de Seguridad Vial considera infracción grave conducir utilizando manualmente dispositivos de telefonía móvil, navegadores o cualquier otro sistema de comunicación, así como, conducir utilizando cascos, auriculares u otros dispositivos que disminuyan la obligatoria atención permanente a la conducción. Estas infracciones suponen una sanción económica de 200 euros y la pérdida de 3 puntos.

Los tipos de accidentes más frecuentes debidos a distracciones son la salida de la vía, las colisiones frontales, el choque con el vehículo precedente o el atropello. Para evitar las distracciones, es importen tener en cuenta las siguientes claves:

  • Antes de coger el volante: Dormir bien, no ingerir alcohol y otras drogas, no hacer comidas copiosas, cuidar la ingesta de ciertos medicamentos.
  • En el trayecto: Mejor no fumar, si siente somnolencia, pare.
  • Mantener una temperatura agradable: 21 o 22 grados es una temperatura aconsejable.
  • Ojo al móvil: Es una importante fuente de distracciones. Usar solo para emergencias y con el coche parado. Se recomienda activar el «modo coche » en aquellos dispositivos que lo incluyan.
  • Radio/MP3: Manejarlos nos distrae, son aconsejables los sistemas que se manejan directamente desde el volante. Programar emisoras y CDs antes del viaje es una buena opción.
  • Viajar con GPS: Intentar programar una ruta en viaje es muy peligroso. Hay que hacerlo antes.

Otros factores que provocan distracción

  • El sueño y la fatiga son dos factores de riesgo muy desconocidos y a la vez muy implicados en la accidentalidad vial: alcances traseros, salidas de la vía, o ciertas invasiones del carril contrario contiguo son tipos de accidente muy frecuentes por estos factores.
  • Fumar y conducir: encender un cigarrillo se tarda una media de 4 segundos. A una velocidad de 100 km/h, en ese tiempo habremos recorrido 113 metros. Según las conclusiones de diversos estudios de investigación, fumar mientras se conduce multiplica por 1,5 el riesgo de sufrir un accidente.

.

••• PSICOTÉCNICOS DELICIAS te aconseja •••


.

La ONU proclama el Segundo Decenio de Acción por la Seguridad Vial

  • España alcanzó en 2019 el objetivo pretendido en su Estrategia de Seguridad Vial 2011-2020 y trabaja en el desarrollo de una Estrategia acorde con los objetivos marcados para el segundo decenio por Naciones Unidas

La Asamblea General de Naciones Unidas proclamó el pasado 18 de agosto el periodo 2021-2030 como Segundo Decenio de Acción por la Seguridad Vial. En el documento aprobado los países han mostrado su preocupación por el hecho de que la meta 3.6 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 no se alcanzara en 2020 (reducción a la mitad del número de víctimas mortales y heridos graves en accidentes de tráfico). Por esta razon, lo prorroga para la década 2021-2030.

La ONU considera en el documento que la inmensa mayoría de las muertes y lesiones graves que se producen por siniestros de tráfrico son evitables, que suponen un grave problema de salud pública con amplias consecuencias sociales y económicas y que, si no se aborda, puede afectar el progreso hacia el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Señala la resolución que los usuarios vulnerables (ciclistas, peatones y motoristas) se ven afectados de mayor manera y expuestos a mayor riesgo y recuerda que el objetivo de las políticas de seguridad vial debe ser para garantizar la protección de todos los usuarios de las vías. Tambien insta a los países a abordar cuestiones más amplias como el acceso a una movilidad y a la promoción de modos de transporte sostenibles, un transporte público seguro y caminar o usar la bicicleta.

Se trata de una oportunidad a nivel mundial para que la seguridad vial sea considerado un aspecto a tener en cuenta en las políticas públicas de todos los países.

Cumplir objetivos

Con esta resolución, Naciones Unidas alienta a los países a:

  • Realizar esfuerzos para garantizar la seguridad y protección de todos los usuarios de la vía mediante una infraestructura más segura teniendo en cuenta las necesidades de todos los modos de transporte y usuarios.
  • Incluir la seguridad vial como parte integral de la planificación urbanística, sistemas de transporte y gobernanza, teniendo en cuenta las necesidades de los usuarios vulnerables de las vías urbanas y rurales, mediante la promoción de un enfoque de sistema seguro.
  • Adoptar medidas para promover el conocimiento y la sensibilización de la población a través de la educación, formación y campañas de divulgación.
  • Fortalecer la capacidad institucional en relación de las leyes de seguridad vial y aplicación, seguridad del vehículo, mejora de las infraestructuras, transporte público y atención después de un accidente, y recopilar, analizar y difundir datos desglosados para la formulación de políticas efectivas y basadas en evidencia.
  • Promover modos de transportes medioambientalmente saludables y seguros, de calidad, accesibles y asequibles, en particular de carácter público y no motorizado, así como una integración intermodal segura como medio de mejorar la seguridad vial.
  • Alentar e incentivar el desarrollo, aplicación y despliegue de tecnologías existentes y futuras y otras innovaciones para mejorar la accesibilidad y todos los aspectos de seguridad vial.
  • Exhortar a las empresas e industrias de todos los tamaños y sectores a contribuir para la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible relacionados con la seguridad vial, aplicando principios de sistema seguro a toda su cadena de valor.
  • Adoptar y aplicar políticas y medidas para proteger y promover activamente la seguridad de los peatones y la movilidad en bicicleta, con miras a mejorar también la seguridad vial y salud.

Situación de España

Habiéndose cumplido en 2019 el objetivo principal pretendido en la Estrategia de Seguridad Vial 2011-2020 (alcanzamos la tasa de 37 muertes por millón de habitantes), en España fallecen al día una media de 5 personas en accidente de tráfico. La DGT está trabajando en un nuevo enfoque, con el objetivo de alcanzar la Visión Cero a través de la filosofía del sistema seguro, que se plasmará en un nuevo documento: Estrategia de Seguridad Vial 2021-2030 y qu convocará a los grupos interesados para su debate público.

Qué es el sistema seguro

En las últimas décadas la seguridad vial se encuadra en la filosofía del sistema seguro. El sistema seguro tiene los siguientes principios:

  • El ser humano comete errores que pueden provocar accidentes. Sin embargo, nadie debe morir o ser gravemente herido en el camino como resultado de estos errores.
  • El cuerpo humano tiene una capacidad física limitada para tolerar las fuerzas de choque.
  • La seguridad vial es una responsabilidad compartida entre todos.
  • Todas las partes del sistema deben fortalecerse en combinación para multiplicar los efectos protectores y si una parte falla, las otras aún protegerán a las personas.

.

••• PSICOTÉCNICOS DELICIAS te aconseja •••


.

Tienes hasta el 21 de agosto

Si te caducó el carnet de conducir durante el estado de alarma, tienes hasta el 21 de agosto para renovarlo o la DGT te multará

Durante el estado de alarma se paralizaron los trámites administrativos como, por ejemplo, las renovaciones del permiso de conducción. Así, como ha ocurrido con las ITV, la DGT estableció una prorróga de 60 días desde el fin del estado de alarma para este supuesto, por lo que la fecha límite para renovarlo se fija en el 21 de agosto.

Hay que tener en cuenta que esta moratoria sólo es válida para aquellos permisos que hayan caducado entre el 14 de marzo, momento en el que se decretó el estado de alarma, y el 31 de mayo. Pues, a partir del 1 junio, volvieron a activarse los trámites administrativos.

Multa de 200 euros

Así se especificó en el Artículo 9 de la Orden INT/262/2020 de 20 de marzo:

Los permisos y licencias de conducción, así como otras autorizaciones administrativas para conducir, cuyo periodo de vigencia venza durante el estado de alarma y sus sucesivas prórrogas, quedarán automáticamente prorrogados mientras dure el mismo y hasta sesenta días después de su finalización.

Así, y teniendo en cuenta que el estado de alarma finalizó el 21 de junio de 2020, la fecha límite para realizar este trámite se establece en el 21 de agosto.

Esto significa que aquellos conductores afectados que no renueven el carnet de conducir antes de esa fecha, 21 de agosto inclusive, podrán ser multados. La sanción por circular con el permiso de conducir caducado se considera una falta grave y está sancionado con 200 euros. Asimismo, conducir sin llevar el carnet en ese momento supone una multa de 60 euros.

De igual manera, cabe señalar que en caso de tener un percance o accidente sin tener el permiso vigente, las aseguradoras pueden negarse a asumir los daños, por lo que el conductor deberá correr con los gastos, al igual que ocurre en caso de no tener la ITV en regla o conducir bajo los efectos de alcohol.

El caso de los permisos de conducción para extranjeros, con una validez de seis meses desde la fecha de expedición, quedó interrumpido el plazo durante el estado de alarma, reanudándose desde la finalización del mismo.

.

••• PSICOTÉCNICOS DELICIAS te aconseja •••


.

Carnet de conducir para coches automáticos: todo lo que debes saber

El carnet de conducir para coches – el permiso B, si queremos ser más técnicos – nos autoriza a conducir vehículos de hasta 3,5 toneladas de masa máxima autorizada. Las autoescuelas utilizan coches con caja de cambios manual para enseñarnos a conducir, pues la flota de vehículos manuales sigue siendo mayoritaria en nuestro país – además de ser una destreza clave para poder conducir cualquier otro tipo de vehículo. Ahora bien, puede que no supieras que es posible sacar el carnet de conducir con un coche automático. Este permiso de conducir lleva asociadas una serie de limitaciones y peculiaridades.

¿Es posible aprender a conducir con un coche automático?

Dominar el juego de los pedales y la caja de cambios es una de las destrezas necesarias para conducir un coche con cambio manual. El juego es diferente en cada coche, tiene una cierta curva de aprendizaje y requiere de práctica. La coordinación psicomotriz varía según personas, y hay conductores a los que se le puede hacer muy cuesta arriba. Además, existen personas con impedimentos físicos o minusvalías que les impiden accionar correctamente un embrague. Para todos estos conductores, existe la posibilidad de aprender a conducir con un coche automático, sacando un permiso de conducción a tal efecto.

El coste de una práctica con un coche automático debería ser igual al de una práctica con un coche manual.

La teoría del permiso de conducción es exactamente la misma, pero la diferencia radica en el coche de autoescuela con el que se llevarán a cabo las lecciones prácticas. Este coche tendrá una caja de cambios automática, ya sea de convertidor de par, de doble embrague o manual robotizada: el único requisito es que el coche carezca de pedal de embrague. Ante el crecimiento en la demanda de los coches automáticos, ya es común que muchas autoescuelas dispongan de coches automáticos en su flota – que por otra parte, cuentan con el mismo sistema de doble mando que los coches con cambio manual.

El contenido de las clases prácticas es igual al de las prácticas con coche manual, con la sencillez añadida para el alumno de no tener que preocuparse del juego de embrague y acelerador – todo se resume a acelerar y frenar. Lo mismo ocurre con el examen del permiso, en el que un examinador viajará en el coche con el alumno y el profesor. Ahora bien, hacer el examen con un coche automático nos genera limitaciones una vez hemos obtenido el permiso. La principal limitación es que solo estamos autorizados a conducir en la vía pública vehículos equipados con una caja de cambios automática.

Si no existen impedimentos físicos, recomendamos sacar el permiso con un coche manual. Y no nos cerraremos ninguna puerta.

¿Qué ocurre si conduzco un coche manual con un permiso para automáticos?

En nuestro carnet de conducir aparecerá una anotación en la que se recoge esta limitación, algo que podrán comprobar los agentes de tráfico de un simple vistazo. ¿Me pueden multar por conducir un coche con cambio manual si mi permiso es para coches automáticos? Sí, y de hecho, nos sancionarán con 500 euros, detraerán 4 puntos de nuestro saldo e inmovilizarán el vehículo, que estamos conduciendo sin un permiso específico. Los problemas no terminan ahí: en caso de accidente, el seguro se «lavará las manos»: al conducir sin el permiso adecuado estaremos violando las condiciones de la póliza.

.

••• PSICOTÉCNICOS DELICIAS te aconseja •••


.

Trucos para evitar que tu coche se convierta en un horno

En verano, la temperatura interior aparcando al sol es 20 grados superior a la que se registra en la calle

Si has aparcado en plena calle, subir al coche, arrancar y empezar a circular es, la mayoría de las veces, una tarea casi imposible durante estos días de verano. Por mucha prisa que tengas, si fuera hay más de 40 grados no te quedará otra que tener paciencia y esperar a que el habitáculo pierda temperatura antes de ponerte en marcha.

Sin embargo, hay algunos trucos que pueden acortar el tiempo de espera. Estas son algunas recomendaciones prácticas y efectivas:

Estaciona en el interior

Proteger el coche de los rayos solares es indispensable para que la temperatura del habitáculo no resulte tan elevada. Independientemente del calor que haga en el exterior, si aparcas en un estacionamiento cubierto, mejor si es subterráneo, podrás conducir sin esperas.

Mejor a la sombra

La diferencia de temperatura en el interior de un coche aparcado al sol y o la sombra puede ser de hasta 30 grados en un caluroso día de verano. Así que, aunque tengas que dedicar algo más de tiempo (o de dinero) a estacionar tu vehículo, elige una zona fuera del alcance de los rayos solares.

Calcula la trayectoria solar

De nada sirve aparcar a la sombra si cuando vayas a volver a coger el coche ha cambiado la posición del sol y está dando de lleno sobre la carrocería; con solo calcular dónde estará la sombra al cabo de unas horas evitarás este problema.

Abre las ventanas

Deja una pequeña rendija abierta en cada ventana: lograrás que el calor no se acumule tanto en el habitáculo y la temperatura interior sea algo más parecida a la del exterior.

Coloca un parasol

Es una solución económica y relativamente efectiva ya que, aunque el coche seguirá estando caliente, la sensación de sofoco en el interior será menor. Los parasoles de aluminio rebotan los rayos solares y combaten hasta el 99,5% de los rayos UVA. Antes de comprar uno, tómate tu tiempo y calcula el tamaño de tu parabrisas. Escoge uno que lo cubra completamente y ajústalo correctamente.

Un consejo más: si tienes una silla infantil en el coche, cúbrela también con un parasol. De esta forma el pequeño no se quemará con las piezas metálicas del arnés cuando se lo abroches.

Protege todas las ventanillas

Tapar la entrada del sol por todas las superficies acristaladas del coche es también importante para bajar unos grados la temperatura. Coloca cortinillas textiles en la luna trasera y en las ventanillas laterales.

Láminas solares

Tintar las lunas del coche reduce bastante la temperatura del habitáculo, al tiempo que ayuda a optimizar la funcionalidad del aire acondicionado. Además, protege a los ocupantes de los rayos UV. Puedes colocar tú mismo las láminas o acudir a un taller especializado, pero, en cualquier caso, valóralo bien porque es una solución permanente y retirarlas requerirá algo de esfuerzo (o dinero).

Ventila el coche

Antes de subirte, abre todas las puertas del coche para que el habitáculo pierda calor. Además, hay dos trucos para que la temperatura interior descienda más rápido: utilizar las puertas a modo de abanico –abriéndolas y cerrándolas con rapidez– y bajar una ventanilla y abrir y cerrar la puerta del lado contrario repetidamente.

Conecta el aire acondicionado antes de subirte

Poner el aire acondicionado e, inmediatamente, empezar a circular no es una buena idea. Tómate un tiempo para que el sistema pueda funcionar correctamente y, de esta forma, sea eficaz.

Coloca un trapo húmedo

Es una solución de andar por casa que puedes emplear si el coche tiene unos cuantos años y su sistema de refrigeración no funciona demasiado bien: colocar un trapo húmero en la rendija central del salpicadero al tiempo que conectas el aire acondicionado.

.

••• PSICOTÉCNICOS DELICIAS te aconseja •••


.

Las 10 reglas para volver a conducir seguros

Los especialistas piden extremar la precaución mientras recuperamos las habilidades en la conducción

En la vuelta a la normalidad, recuperamos actividades y rutinas diarias, como conducir, aparcadas durante dos meses. Tras el ‘parón’, es posible que los primeros días al volante nos sintamos ‘oxidados’ por falta de práctica.

Los especialistas aconsejan extremar la precaución mientras ‘recuperamos’ las habilidades en la circulación y la interacción con los demás usuarios. Volver a la rutina del tráfico tras un largo período de inactividad afecta a los conductores. Nos readaptaremos enseguida, pero puede haber unos primeros días de transición.

Además, en esta nueva etapa, pueden aumentar los accidentes por el estrés tras el confinamiento, por acciones impulsivas y distracciones causadas por trabajo y el móvil.

Tendremos que recuperar el hábito de la conducción, la capacidad de concentración, de identificar riesgos en una actividad compleja como conducir. Se recomienda salir con tiempo, prever las retenciones y aumentar la atención. Y se destaca que en este regreso, se pueden producir más accidentes. Los primeros días tendremos que pensar más en lo que estamos haciendo.

VEHÍCULO A PUNTO. Antes de nada, asegúrese de que su vehículo está revisado y a punto para volver a circular con garantías. Preste atención al estado de los neumáticos y la batería, al nivel de líquidos, el alumbrado…
ESTRÉS, SUEÑO Y MEDICACIÓN. Durante el confinamiento ha podido acumular tensión y ansiedad. Actúe con prudencia: no se deje llevar por los nervios o la impaciencia y tenga en cuenta que los demás pueden estar igualmente afectados. Esté relajado al iniciar la marcha (practicar por una ruta conocida es una forma de superar los nervios iniciales). Los primeros días esté alerta ante una posible somnolencia, pues pueden haber cambiado sus hábitos de sueño. Y si le han prescrito fármacos –ansiedad, depresión, etc,– tenga presente los efectos que tienen en sus condiciones psicofísicas.
POSICIÓN AL VOLANTE. Compruebe los ajustes del asiento y los retrovisores para tener una posición cómoda y segura al volante. Dedique unos minutos a familiarizarse de nuevo con los mandos (cambio de marchas, freno, acelerador, volante, intermitentes…) y, por supuesto, utilice el cinturón de seguridad y las retenciones infantiles (SRI) adecuadas si viajan niños con usted.
CENTRE TODA SU ATENCIÓN. Después de semanas inactivos, nuestras capacidades (coordinación, cálculo de distancias, captación y proceso de información) pueden estar desentrenadas. Ante la falta de práctica, ahora más que nunca, concentre toda su atención en lo que ocurre en la vía, silencie el móvil y evite toda distracción.
PLANIFIQUE EL RECORRIDO. Antes de comenzar a conducir de nuevo, planifique el trayecto: haga un breve recorrido mental por su itinerario e infórmese de los posibles atascos y obras en la vía. Para evitar las retenciones por el aumento de los desplazamientos, la DGT recomienda evitar, en lo posible, las horas punta (de 7:30 a 9:30 y de 17:30 a 19:30).
OBSERVACIÓN CONTINUA. Observe continuamente: hacia delante y lejos, para prever maniobras y anticiparse con tiempo a los riesgos; y hacia atrás, por los retrovisores, en especial al cambiar de carril, giros o adelantamientos. Y recuerde señalizar siempre las maniobras.
MAYORES. Las personas de edad más avanzada deben tener especial cuidado. Quizás necesiten más tiempo de adaptación, pues a la falta de práctica, se puede sumar el deterioro de sus facultades psicofísicas para conducir.
MÁS DESPACIO… Circule un poco más despacio y dese el tiempo necesario para procesar la información, tomar decisiones, maniobrar o anticiparse a imprevistos. En este sentido, la DGT ha llamado a la prudencia y al cumplimiento de los límites de velocidad, tras constatar un aumento de la velocidad de circulación de los vehículos ligeros durante el Estado de Alarma.
… Y MÁS DISTANCIA. Ampliar la distancia de seguridad con los demás vehículos es otra medida de precaución muy aconsejable en esta vuelta a la normalidad en la conducción: a mayor separación, mayor margen para evitar conflictos o corregir errores, compensar distracciones…. Y no se irrite si otro conductor se «cuela»: siga manteniendo las distancias, lo más importante es su seguridad.
RESTRICCIONES. Tengan en cuenta las restricciones para circular en función de la fase en la que se encuentre el territorio donde habite (mascarillas, utilización de plazas ocupables, convivencia de quienes viajen, viajes permitidos…)

.

••• PSICOTÉCNICOS DELICIAS te aconseja •••


.

Lo que nunca debes hacer si ves un accidente de tráfico

Prestar auxilio es una obligación, pero sin descuidar nuestra propia seguridad

La omisión de socorro a las personas en peligro está recogido en el artículo 195 del Código Penal. La ley obliga, por tanto, a socorrer a cualquier persona que esté implicada en un accidente y esté en peligro. Por desgracia, es muy frecuente que la única víctima mortal de un accidente de tráfico sea alguien que se ha acercado al siniestro a ayudar y acaba siendo arrollado por un tercer vehículo. Esto se debe a dos factores de riesgo que coinciden y se suman.

Por este motivo, y ahora más que nunca que ya bastante víctimas mortales deja la crisis del coronavirus, os detallamos varios ejemplos de lo que no se debe hacer:

• No seguir los consejos PAS: Proteger (a nosotros mismos y la zona del siniestro), Avisar y Socorrer.

Huir del accidente: La ley nos obliga a prestar auxilio. Si no lo hacemos, estamos cometiendo un delito, aunque no hayamos tenido la menor responsabilidad en el accidente. En el caso de haber estado implicados en el siniestro, además de la omisión de auxilio se considera huida, lo cual agrava la pena.

Sacar al accidentado: Si la persona está inconsciente o no se puede mover por sí sola por estar herida o atrapada, no se debe intentar sacarla del coche. Hay que tratar de tranquilizarla, ya se ha llamado a emergencias y ellos conocen lo que tienen que hacer cuando lleguen. Sacar a una persona de un coche exige, en la mayoría de las ocasiones, herramientas pesadas de las que no dispondremos, por lo que no se debe intentar hacer nada que no se sepa con toda seguridad.

Quitarle el casco a un motorista o ciclista: Jamás se manipula a un motorista o ciclista accidentado. Ni siquiera intentar tumbarlo en una posición determinada. Antes de mover a un accidentado de este tipo, hay que fijar partes claves del cuerpo (principalmente el cuello y la columna vertebral) para evitar lesiones peores.

Provocar un atasco: Si ya hay gente socorriendo, no es necesario parar. Si hay un exceso de personas o coches, es más difícil conseguir serenidad, además de provocar un atasco.

• Ser morbosos: La curiosidad puede al ser humano y, al ver un accidente, la mayoría de la gente para a mirar qué ha pasado. Son momentos de confusión y de riesgo, pero, si ya hay gente socorriendo al accidentado, hay que mantener la vista en la carretera y continuar la ruta. A veces se producen choques en cadena por culpa de este tipo de comportamientos.

.

••• PSICOTÉCNICOS DELICIAS te aconseja •••


.

Trucos para que no se te empañen las gafas cuando conduces con mascarilla

La pandemia del coronavirus está afectando nuestra manera de vivir. Empezamos con un confinamiento que daba poco margen para desplazarnos por la vía pública y luego pudimos salir de paseo y a hacer deporte. Al activarse el plan de desescalada cada vez gozamos de mayor libertad de movimientos y esto ha comportado un repunte en el uso del coche. No será hasta que se supere la fase 3 cuando podamos viajar entre provincias, islas o regiones sanitarias, pero lo cierto es que cada vez es más frecuente la presencia de vehículos por las calles carreteras de toda España, según constatan las autoridades de tráfico de nuestro país.

Aunque no siempre es obligatoria la mascarilla cuando conducimos, su uso puede resultar problemático para las personas que llevan gafas cuando han de ponerse al volante. El aire que expiramos al respirar puede provocar que se empañen las gafas por el efecto del vaho si no tomamos una serie de precauciones. Si no disponemos de la opción de sustituir las gafas por unas lentes de contacto (lentillas), tendremos que recurrir a los más diversos trucos que se están difundiendo por las redes sociales para subsanar el problema.

Si el contratiempo que supone que se nos empañen las gafas nos coge desprevenidos, ya que no hemos tenido la precaución de prepararnos en casa y sufrimos los efectos durante la conducción, podemos probar con bajar las ventanillas del coche. Basta con dejar abierto un par de dedos en dos ventanillas enfrentadas, preferiblemente las delanteras, para provocar una corriente de aire dentro del habitáculo que impedirá que la humedad se condense y, por lo tanto, que no se nos empañen los cristales de las gafas.

La vista nos proporciona el 90% de la información que necesitamos para conducir

Si aun así la medida no surte efecto porque circulamos por ciudad y, por lo tanto, a baja velocidad, deberemos accionar el aire acondicionado para conseguir el mismo efecto, pero con mayor virulencia. Ahora bien, deberemos aplicar aire caliente porque el contraste entre el aire frío del vehículo en contacto con el aire que expiramos al respirar acentuaría aún más el efecto de la condensación y, por lo tanto, no conseguiríamos que se desempañaran las gafas.

Asimismo, podemos actuar directamente sobre los cristales de las gafas o sobre la misma mascarilla recurriendo a unos trucos de fácil aplicación y que podemos preparar en casa antes de ponernos al volante. En un vídeo que se ha hecho viral, un médico explica cómo se lo hace para evitar que el efecto de la respiración emborrone su visión cuando se encuentra en el quirófano equipado con gafas y mascarilla. Explica que hay que aplicar jabón seco por ambos lados de los cristales y a continuación limpiarlos con una gamuza. De este modo se impide que el aire que expiramos se deposite en la superficie y se forme el vaho. La alternativa al jabón seco es el almidón y si no disponemos de él podemos recurrir a la patata o al aguacate, que contienen esta sustancia.

Existen otras soluciones caseras para utilizar directamente sobre la mascarilla, la nariz o las propias gafas. Por un lado, podemos evitar que el aire llegue a nuestras lentes si doblamos ligeramente la parte superior de la mascarilla quirúrgica y la fijamos con precisión en la cara con un trozo de esparadrapo que coja parte de la nariz.

Si nuestro cubrebocas es de otro tipo, no podremos hacerle esta pequeña doblez, por lo que nos queda una solución aún más sencilla. Se trata de colocar las gafas lo más cerca posible de la punta de la nariz para conseguir alejar lo máximo posible los cristales del efecto de nuestra respiración evitando así que se forme el vaho.

Sea cual fuere el truco que elijamos para evitar el molesto efecto del vaho sobre nuestras gafas, lo que debemos tener siempre muy claro es que no podemos conducir con las gafas empañadas. La capacidad visual es el sentido que tiene mayor incidencia cuando nos ponemos al volante, teniendo en cuenta que nos proporciona el 90% de la información que necesitamos para conducir. Tanto para la obtención del permiso de conducir como para su renovación debemos someternos a las pertinentes pruebas de capacidad visual.

Según estudios de la Dirección General de Tráfico (DGT), un tercio de los siniestros que se producen en las carreteras españolas son consecuencia de distracciones visuales del conductor. En la conducción existen factores visuales fundamentales, como la agudez visual, la visión en tres dimensiones, el campo visual, la resistencia del ojo humano al deslumbramiento y la adaptación a la oscuridad. No ver correctamente mientras se conduce produce fatiga y pone en peligro la seguridad vial.

.

••• PSICOTÉCNICOS DELICIAS te aconseja •••