.

Preguntas frecuentes sobre la ITV

¿Tienes preguntas sobre la Inspección Técnicas de Vehículos (ITV)? Aquí hemos compilado las preguntas más frecuentes relacionadas con este trámite con el fin de resolver tus dudas.

 

¿Qué es la ITV?

La Inspección Técnica de Vehículos, en sus siglas ITV, tiene como principal objetivo comprobar que el estado general de un vehículo -así como sus elementos de seguridad- le permitan circular sin representar un peligro para sus ocupantes, los usuarios de la vía pública o el medio ambiente.

Dicho de otro modo, la ITV tiene como objetivo final asegurar que los automóviles en circulación mantengan sus condiciones de seguridad por encima de los mínimos exigidos con el fin de disminuir el riesgo de accidentes por causas técnicas y ayudar a proteger el medio ambiente por medio de una reducción de los gases de escape de los vehículos.

¿Cuándo hay que pasar la ITV?

En general, los turismos deben realizar su primera inspección al cumplir el cuarto año desde la fecha de su primera matriculación.

La frecuencia con la que los vehículos deben pasar la ITV se establece en el Artículo 6 del Real Decreto 2042/1994, de 14 de octubre y sus modificaciones se encuentras publicadas en el Real Decreto 711/2006 del 9 de junio.

Hemos desarrollado una tabla con los tipos de vehículos más usuales y la frecuencia con la que deben pasar por una estación de ITV, para que puedas consultar de forma fácil cuándo debes pasar la inspección a tu vehículo.

Es importante que tengas en cuenta que la antigüedad se calcula a partir de la fecha de la primera matriculación de un vehículo.

Consulte a continuación la lista de los tipos de vehículos más usuales.

Tabla de frecuencia para pasar la ITV

Ciclomotores de dos ruedas

Hasta 3 años de antigüedad

Exento

Más 3 años de antigüedad

Cada 2 años

Motocicletas, vehículos de 3 ruedas, cuadriciclos y quads

Hasta 4 años de antigüedad

Exento

Más de 4 años de antigüedad

Cada 2 años

Turismos particulares

Hasta 4 años de antigüedad

Exento

De 4 a 10 años de antigüedad

Cada 2 años

Más de 10 años de antigüedad

Cada año

Vehículos ligeros
(furgonetas, furgones y camiones hasta 3.500 kg. de MMA)

Hasta 2 años de antigüedad

Exento

De 2 a 6 años de antigüedad

Cada 2 años

De 6 a 10 años de antigüedad

Cada año

Más de 10 años de antiguedad

Cada 6 meses

Vehículos pesados
(camiones y remolques de más de 3.500 kg. de MMA)

Hasta 10 años de antigüedad

Cada año

Más de 10 años de antigüedad

Cada 6 meses

¿En qué consiste la ITV?

La ITV consiste en una serie de pasos que tu vehículo tendrá que superar satisfactoriamente. Las fases son las siguientes:

Toma de datos

Antes que todo, nada más llegar a la estación de la ITV, deberás dirigirte a las oficinas administrativas junto con la Tarjeta de Inspección Técnica de Vehículos y el Permiso de Circulación. Allí el personal de la estación te atenderá y tomará tus datos y los del automóvil.

La Inspección

Una vez tomados los datos, tu vehículo pasará por una serie de fases que tendrá que superar favorablemente. Estos puntos se encuentran recogidos en el Manual de Procedimiento de Inspección de las estaciones de ITV elaborado por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

Los apartados de inspección que deberá pasar tu vehículo son los siguientes:

1. Identificación

El primer paso es la identificación del automóvil por medio de la comprobación de los datos de la documentación que has aportado, las placas de matrícula y el número de bastidor.

2. Acondicionamiento exterior e interior del vehículo

Se comprueba que el estado de conservación de los elementos exteriores como la carrocería, limpiaparabrisas, retrovisores, etc., así como los elementos interiores como los asientos, cinturones de seguridad se encuentren en buenas condiciones.

3. Alumbrado y señalización

Para asegurar un correcto funcionamiento de la conducción nocturna, se revisa el estado de la señalización como del alumbrado de vehículo, incluyendo el reglaje.

4. Frenos

Se comprueba la eficacia y el equilibrado de los frenos, teniendo en cuenta que no presenten roturas, deformaciones, fugas en el circuito, etc. que impidan su buen funcionamiento, entre otras cosas.

5. Dirección y suspensión

Para garantizar un buen funcionamiento durante la conducción, se revisan atentamente el estado de la dirección y de la suspensión.

6. Inspección en foso

Esta inspección se realiza situando el vehículo en el foso y mediante movimientos laterales y/o transversales de las ruedas de los ejes, se simulan las reacciones del automóvil al circular permitiendo encontrar posibles holguras, roturas, deformaciones, desgastes, fugas en los ejes, bastidor, transmisión, suspensión, frenos y neumáticos.

7. Emisión de gases contaminantes

Se mide el nivel de emisiones contaminantes que produce un vehículo, en función de su tipo de combustible. De esta forma se busca asegurar que no se superan los límites establecidos por las Directivas Europeas y así asegurar el respeto por el medio ambiente.

8. Resultado final de la inspección

Una vez nuestro vehículo ha superado los puntos anteriores, se procede a la entrega del Informe de Inspección Técnica.

En este informe se establece el resultado de la inspección junto con las deficiencias observadas (en el caso de tenerlas) y su calificación. Si el vehículo ha superado todas las pruebas satisfactoriamente, se cuñará en la ficha técnica del vehículo el sello oficinal de la ITV y la fecha en la que se realizó.

Además, nos darán una pegatina identificativa en la que consta la fecha de validez de la inspección. La tendremos que poner en un lugar visible de nuestro vehículo, de lo contrario nos arriesgaremos a una sanción.

¿Qué documentación hay que presentar para pasar la ITV?

Para superar una inspección periódica tendrás que presentar los siguientes documentos
Si la inspección es periódica deberás llevar:

  • Tarjeta de Inspección Técnica de Vehículos (Tarjeta de ITV)
  • Permiso de circulación

En el caso de tratarse de una inspección no periódica, como por ejemplo, la legalización de una reforma o duplicado de la tarjeta de ITV, lo mejor es ponerse en contacto con la estación ITV más cercana para informarte sobre la documentación que deberás aportar, según el tipo de inspección que vayas a realizarle a tu vehículo.

¿Qué sucede si no hago la revisión o la realizo fuera del plazo?

En primer lugar, si no haces la revisión de tu vehículo, y los agentes de tráfico comprueba que la ITV está fuera de plazo te pueden imponer una multa de hasta 1.500€.
En cambio, las ITV no te pueden sancionar por ir a realizar la inspección fuera de plazo. Al contrario, tienen la obligación de llevar a cabo la inspección sin recargo alguno.

¿Qué pasa si mi vehículo no pasa la ITV?

Si nuestro vehículo no consigue superar la inspección técnica, en la estación ITV nos darán hasta dos meses de plazo para arreglar los defectos que han sido detectados. Este plazo variará dependiendo del tipo de defectos que posea nuestro vehículo.
Nos retendrán la tarjeta de ITV por lo que no podremos circular con el vehículo, excepto para su traslado al taller y vuelta a la estación ITV para una nueva inspección.
Si no pasamos la ITV en el plazo que nos han otorgado, la estación remitirá nuestra tarjeta de ITV a la Dirección General de Tráfico (DGT) y propondrá la baja del vehículo.

¿Cuánto cuesta pasar la ITV?

En España pasar la ITV cuesta alrededor de 40 euros para vehículos de gasolina y la cifra se eleva mucho más para vehículos diésel, puesto que estos últimos deben superar una prueba especial de gases.
De cualquier forma, el precio de pasar la ITV variará dependiendo de la Comunidad Autónoma en la que la realicemos.

.

••• PSICOTÉCNICOS DELICIAS te aconseja •••


.

Radares de proximidad: la novedad de la DGT para 2020

Estos dispositivos tienen el objetivo de vigilar que los conductores respeten la distancia de seguridad entre coches y así evitar los accidentes por alcance.

.

.

 

Conducir implica un alto grado de concentración. Se requiere una buena organización y coordinación de toda la información que nos llega desde el exterior. Un despiste al volante puede convertirse en una situación peligrosa si no somos capaces de reaccionar al momento.

Controlar la velocidad y el respeto de las normas de circulación es básico para garantizar la seguridad en carretera. Solemos asociar los radares con el control de la velocidad, pero no siempre es así. En función de su tipología también pueden llegar a controlar si llevamos el cinturón abrochado o si estamos utilizando el móvil al volante.

En España, la Dirección General de Tráfico (DGT) cuenta con «724 puntos de control de velocidad, 62 radares de tramo, 557 radares móviles en los vehículos de la Agrupación de Tráfico, 10 helicópteros operativos y 8 drones que se encargan de vigilar las carreteras. En total 1.361 puntos de control a los que hay que sumar los que utilizan en la Comunidad de Cataluña, en el País Vasco y en los Ayuntamientos”, según explica Race.

En España, la DGT cuenta con 1.361 puntos de control que se encargan de vigilar las carreteras

El portal informativo autopista.es ha informado de que la DGT tiene preparado un nuevo tipo de radar para el 2020: los radares de proximidad. Estos dispositivos tienen el objetivo de vigilar que los conductores respeten la distancia de seguridad entre coches y así evitar los accidentes por alcance.

Este tipo de radares tienen la capacidad de analizar el estado de las carreteras, de manera que si hay tráfico y la circulación es densa y lenta, el radar dejará de multar porque las condiciones no permiten dejar la distancia necesaria. En caso contrario, cuando la circulación sea fluida, aquellos que no respeten los límites será fotografiados y, posteriormente, multados.

 

Mantener una distancia de seguridad adecuada es básico para poder reaccionar ante posibles imprevistos. El Reglamento General de Circulación (RGC) lo expresa así: «Todo conductor de un vehículo que circule detrás de otro deberá dejar entre ambos un espacio libre (distancia de seguridad) que le permita detenerse, en caso de frenado brusco, sin colisionar con él, teniendo en cuenta especialmente la velocidad y las condiciones de adherencia y frenado».

Esta distancia no es fija ya que depende de muchos factores como la velocidad, la visibilidad, las condiciones climáticas, el tráfico, etc. No obstante, se recomienda que, para calcularla, dejes 2 segundos de margen entre el vehículo que te precede y el tuyo y, en el caso de que las condiciones meteorológicas no sean las óptimas, es aconsejable ampliarlo hasta 4 segundos.

En aquellos tramos donde una colisión múltiple podría tener consecuencia fatales, como por ejemplo los túneles, la distancia de seguridad debe ampliarse a 100 metros o 4 segundos de intervalo.

No respetar la distancia de seguridad norma acarrea una multa de 200 euros y la retirada de 4 puntos del carnet de conducir

Según explica la DGT, «a 120 kilómetros por hora, un conductor necesita un mínimo de 66 metros por delante de su vehículo para circular sin riesgo de colisión, 33 de los cuales transcurren en el segundo que tarda en reaccionar al peligro y tocar el freno».

Observar a lo lejos es una precaución muy necesaria para anticiparse a posibles peligros. Actualmente muchos coches ya equipan sistemas de control de velocidad de crucero adaptativo, una tecnología que avisa al conductor cuando no está manteniendo la distancia adecuada e incluso es capaz de intervenir.

Hacia atrás la distancia también es importante, especialmente cuando tenemos la intención de adelantar, de esta forma no obligaremos al resto de vehículos que no siguen a modificar su trayectoria.

.

••• PSICOTÉCNICOS DELICIAS te aconseja •••


.

Auxiliar en caso de accidente es una obligación legal

Auxiliar a una víctima de accidente de tráfico, tanto si somos testigos o bien hemos formado parte del accidente, es una obligación no solo moral sino también legal.

.

 

Según el Reglamento General de Circulación y el Código Penal, se considera un delito no solicitar auxilio o socorrer a un herido que esté desamparado o en peligro. Este se denomina delito de omisión del deber de socorro.

El Artículo 129 del Reglamento General de Circulación dice:

“Los usuarios de las vías que se vean implicados en un accidente de tráfico, lo presencien o tengan conocimiento de él, estarán obligados a auxiliar o solicitar auxilio para atender a las víctimas, si las hubiera, prestar su colaboración para evitar mayores peligros o daños, restablecer, en la medida de lo posible, la seguridad de la circulación y esclarecer los hechos”.

Los Artículos 195 y 196 del Código Penal dicen:

“El que no socorriere a una persona que se halle desamparada y en peligro manifiesto y grave, cuando pudiere hacerlo sin riesgo propio ni de terceros, será castigado con la pena de multa de tres a doce meses. En las mismas penas incurrirá el que, impedido de prestar socorro, no demande con urgencia auxilio ajeno. Si la víctima lo fuere por accidente ocasionado fortuitamente por el que omitió el auxilio, la pena será de prisión de seis meses a 18 meses, y si el accidente se debiere a imprudencia, la de prisión de seis meses a cuatro años”.

Pero no solamente debemos actuar movidos por la legislación. Está demostrado que es de vital importancia auxiliar u ofrecer ayuda inmediata a un herido en accidente de tráfico ya que los primeros momentos son cruciales. Una reacción rápida y correcta puede ayudar a disminuir hasta un 30% las secuelas graves e incluso la mortalidad del herido.

Se debe actuar con calma y facilitar toda la ayuda que podamos. El protocolo de la regla PAS, que consiste en Proteger, Alertar y Socorrer, nos ayudará a saber cómo reaccionar ante un accidente de tráfico. A continuación, os dejamos un enlace donde encontraréis información útil sobre cual es el comportamiento más adecuado para socorrer de forma correcta.

.

••• PSICOTÉCNICOS DELICIAS te aconseja •••


.

Sistemas de ayuda a la conducción en los vehículos utilizados en el examen de conducir

La DGT se adapta a las novedades tecnológicas y ha dado instrucción a sus Jefaturas para permitir que los vehículos de autoescuela que cuenten con sistemas de ayuda puedan ser utilizados en el examen de conducir.

 

 

Sistemas de ayuda a la conducción

En septiembre ha entrado en vigor la instrucción para facilitar el examen práctico adaptándose a los nuevos tiempos, disponiendo que los vehículos que tienen incorporados los sistemas de ayuda (ADAS), como los avisadores de aproximación, podrán llevar estos mecanismos durante las pruebas.

Progresivamente se han adaptado a los coches de alta gama, ya sean de serie, como opcionalmente, estos mecanismos de ayuda y desde el año 2012 en los modelos de gama alta, hasta 2016 con los de gama media y actualmente a todas las categorías.

En 2022, está previsto que los sistemas de ayuda sean obligatorios para todos los coches que se encuentran matriculados dentro de la Unión Europea.

Todos los requisitos se actualizan con esta instrucción de la Dirección General de Tráfico para quienes realizan las pruebas correspondientes del carné de conducir, así como los criterios de calificación que permiten una sencilla comprobación del examinador, asegurando la capacidad de circulación del aspirante.

Podrá solicitarse durante el examen de conducir algunos de los sistemas mencionados para comprobar los conocimientos de quien solicita el permiso, algunos son los siguientes:

Star-Stop: es el mecanismo que permite arrancar el coche apagando el motor y encendiendo al pisar el embrague.

AEB: llamado también frenado de emergencia interurbano y urbano, especialmente ante el riesgo de colisión y por despiste de quien conduce. Mediante este sistema el vehículo puede detectar un inminente peligro, tanto generando un aviso al conductor, como tomando el control del coche con una frenada de emergencia ante un caso omiso a la advertencia realizada anteriormente.

Hill Holder: es un sistema de ayuda de salida en pendiente que utiliza este sencillo dispositivo al disponer de un sensor para poder detectar la inclinación del coche, evitando que retroceda al quitar el pie del freno.

RCTA: con las ventajas de esta alerta de tráfico cruzado es posible supervisar lo que sucede en la parte trasera y en sentido transversal cuando se realiza la marcha atrás para aparcar, emitiendo el vehículo un aviso visual o sonoro por aproximación a otro automóvil.

Activación automática: tanto del limpiaparabrisas como del alumbrado, estos sistemas detectan la presencia de lluvia o disminución de la visibilidad a través de un sensor.

EBD: es el aviso de frenada que se produce de emergencia, considerado una ayuda para quienes conducen, principalmente porque el propio coche detecta cuando frena de pronto quien circula por delante.

Sensores de aparcamiento, cámaras 360º y marcha atrás: ninguno de los cuales se deberá confundir con otros sistemas no permitidos para estacionar.

Detección de fatiga: es otro de los mecanismos que alerta a los conductores ante la falta de concentración por sueño o fatiga con el fin de evitar posibles accidentes de tráfico.

Todos los aspirantes al examen de conducir tienen la posibilidad de utilizar coches con cualquiera de los sistemas mencionados que podrán están incorporados durante la evaluación. Por otra parte, serán desactivados en el momento de realizarse el examen los sistemas de ayuda siguientes:

  • Aviso y/o corrección de cambio involuntario de carril.
  • Aviso de estacionamiento total, pero se permite el uso de la cámara de marcha atrás o 360º y los respectivos sensores que se utilizan para el aparcamiento.
  • Control adaptativo de la velocidad (ISA).

Ahora los examinadores pueden solicitar estas comprobaciones previamente a la realización del examen para obtener el permiso de conducir, siguiendo las instrucciones de la DGT que permite llevar estos sistemas incorporados durante estas evaluaciones.

.

••• PSICOTÉCNICOS DELICIAS te aconseja •••


.

¿Qué debo hacer si me ha caducado el carnet de conducir?

Todos los permisos de conducir tienen un período de vigencia. Una vez transcurrido este período tendremos que renovarlo.

El permiso de conducir puede renovarse 3 meses antes de que caduque.

Si conducimos con el carnet caducado, nos exponemos a una sanción con una multa de 200€, aunque no supone retirada de puntos.

Tener el carnet de conducir caducado no es sancionable, únicamente lo es si conducimos un vehículo.

 

¿Qué debo hacer para renovar el carnet de conducir caducado?

Para renovar nuestro carnet de conducir, sólo tienes que acudir a nuestro centro médico para realizar el reconocimiento médico y las pruebas psicotécnicas, igual que en una renovación común.

Actualmente no hay que realizar ningún examen teórico ni práctico para renovar el carnet caducado.

¿Cuánto tiempo de validez tiene nuestro carnet de conducir?

  • Menores de 65 años: cada 10 años
  • Mayores de 65 años: cada 5 años
  • Profesionales (taxistas, conductores de autobús, transportistas…) menores de 65 años: cada 5 años
  • Profesionales (taxistas, conductores de autobús, transportistas…) mayores de 65 años: cada 3 años

Podría darse el caso que el profesional que realiza el reconocimiento médico considere una frecuencia de tiempo más corta de renovación ante una discapacidad o patología.

A continuación os dejamos un enlace donde podéis encontrar más información relacionada con la renovación del permiso de conducir.

.

••• PSICOTÉCNICOS DELICIAS te aconseja •••